El coste de oportunidad está presente en nuestras vidas durante el día a día pero no reparamos en ellos.

Todos los días tomamos decisiones a nivel personal y profesional que van marcando nuestro futuro.

Desde el momento en que tenemos que decidir si hacer una cosa u otra, ahí tenemos el coste de oportunidad.

Pero permíteme por favor explicártelo mejor en este artículo.

Además te voy a explicar también el cómo calcular el coste de oportunidad y te pondré 3 ejemplos completos con datos numéricos de costes de oportunidad para que entiendas bien este concepto.

¿Preparado? vamos allá…

Contents

Qué es el coste de oportunidad

El coste de oportunidad es el valor de la opción que NO se ha tomado. Dicho de otra forma, es el valor de la opción a la que se renuncia por hacer algo.

Imagina que tienes unos kilos de más, necesitas ponerte en forma y estás convencido de que debes empezar mañana a hacer deporte…

Llega mañana y tienes dos opciones: irte a hacer deporte o quedarte en casa.

Si decides quedarte en casa, el coste de oportunidad es el valor que te hubiese aportado el haberte ido a hacer deporte.

Pero y si…. ¿el haberte quedado en casa también te reporta valor?

Este matiz hay que tenerlo en cuenta y por lo tanto influye en el valor del coste de oportunidad.

por lo tanto podemos concluir que:

El coste de oportunidad es la diferencia entre el valor de la opción que has tomado y el valor de la opción que NO has tomado.

formula coste de oportunidad

Esa diferencia es lo que representa el coste de oportunidad.

Gráficamente sería algo así:

coste de oportunidad representado gráficamente

Estamos hablando por tanto de valorar diferentes opciones, decisiones que tomamos.

¿Y cuál es ese valor?, ¿se podrá cuantificar?

Esto te lo explico un poco más adelante.

Cuándo aparece el coste de oportunidad

Aparece siempre que estés delante de la posibilidad de tomar una decisión entre hacer una cosa o la otra, entre realizar una inversión u otra.

Tal y como indica en un estudio realizado por la Universidad de Oviedo: “…desde un punto de vista económico, se parte de la idea de que los recursos son escasos y, en su mayoría, tienen usos alternativos”. (Belén González “El coste de oportunidad como herramienta empresarial” p.6).

Por lo tanto tenemos que elegir.

Habremos elegido una opción y siempre habremos rechazado otra opción.

Si comparamos el valor de la opción que hemos seleccionado con el valor de la opción que hemos rechazada es cuando aparece el concepto de coste de oportunidad.

Coste oportunidad en la vida diaria

En la vida diaria aparece en muchísimas ocasiones el concepto de coste de oportunidad, algunas de ellas son estas que te expongo:

Coste de oportunidad en un proceso de selección

Imagínate que estás buscando trabajo y presentas tu candidatura en varias empresas.

Estás en la fase final de tres procesos de selección y por suerte para ti, dos empresas, la empresa A y la empresa B quieren contratarte. ¿Cuál eliges?

Sin quererlo estarías analizando tu coste de oportunidad porque tu mente de forma rápida empezará a comparar el valor que te aportará las distintas condiciones de un puesto de trabajo y otro.

Quizás valores: salario, ambiente de trabajo, flexibilidad horaria, posibilidad de promocionar, afinidad con el puesto de trabajo, experiencia previa, etc.

Cuando comparas y les pones valor a estas variables para cada uno de los puestos de trabajo estás haciendo esto:

Coste de Oportunidad (Puesto empresa A) = Valor de la Opción NO tomada (Puesto empresa B) Valor de la Opción SÍ tomada (Puesto empresa A)

Coste de Oportunidad (Puesto empresa B) = Valor de la Opción NO tomada (Puesto empresa A) Valor de la Opción SÍ tomada (Puesto empresa B)

Comparas el valor que te aportaría un puesto de trabajo con el otro y en base a ello tomas una decisión.

Si has hecho este análisis se supone que has tomado la decisión más óptima pero no siempre es así.

Coste de oportunidad en una decisión emprendedora

Ahora imagínate que has terminado tus estudios y te planteas si trabajar para una empresa o por el contrario crear tu propia empresa.

Si decides trabajar para una empresa entonces el coste de oportunidad sería el siguiente:

Coste de Oportunidad (trabajar para otro) = Valor de la Opción NO tomada (trabajar para mí) – Valor de la Opción SÍ tomada (trabajar para otro)

En esta ocasión quizás valores: salario, horas de trabajo, sacrificio, tener un superior o ser autónomo, etc.

Coste de oportunidad a la hora de adquirir una propiedad

En el caso de que estés buscando una casa para vivir te podrías plantear dos opciones: alquilar una vivienda o comprar una vivienda.

Si decides alquilar la vivienda, entonces el coste de oportunidad sería el siguiente:

Coste de Oportunidad (Alquilar) = Valor de la Opción NO tomada (Comprar) – Valor de la Opción SÍ tomada (Alquilar)

En esta ocasión es posible que valores: sentimiento de propiedad, libertad para cambiar de domicilio, desembolso económico inicial, revalorización del precio de la vivienda, etc.

Como ves el valor de cada opción no es fácil de cuantificar y medir.

No obstante más adelante intentaré ofrecerte más detalles para que puedas valorar cada opción lo mejor posible.

Coste de oportunidad en el mundo empresarial

El mundo empresarial no se queda al margen de ese concepto. Existen numerosas situaciones que hacen aparecer este concepto que estamos estudiando.

Coste de oportunidad de la conservación de un bosque

La universidad Nacional de Loja (Ecuador) ha llevado a cabo un estudio muy interesante para determinar el coste de oportunidad de conservar el bosque seco de Los Cantones Pindal y Zapotillo.

Se trata de una tesis de grado llevado a cabo en el año 2015 por Mercy Alexandra Valdivieso y dirigida por el Ingeniero Nikolay Aguirre.

El propósito de dicha tesis es determinar el coste de oportunidad de conservar el bosque frente a otros usos que se le podía dar al mismo.

Si te interesa aquí tienes la tesis: “Determinación del costo de oportunidad de la conservación del bosque seco de Los Cantones Pindal y Zapotillo”

Coste de oportunidad en el lanzamiento de un producto o servicio

Los empresarios, en su apuesta por mantenerse en el mercado, están en constante desarrollo de nuevos productos y/o servicios.

Pero muchas veces se encuentran en la tesitura sobre si lanzar al mercado un producto A o un producto B.

Imagina que el empresario decide finalmente lanzar al mercado el producto B, entonces el coste de oportunidad sería el siguiente:

Coste de Oportunidad (producto B) = Valor de la Opción NO tomada (producto A)  – Valor de la Opción SÍ tomada (producto B)

Esta decisión la habrá valorado el empresario en base a estas posibles variables: precio de venta, precio de coste, público objetivo, canales de venta, problema que se resuelve, posibilidad de vender producto anexos, etc.

Coste de oportunidad en la aceptación de un encargo

En ocasiones un cliente solicita un encargo a una empresa que no suele ser habitual y que por complejidad técnica o capacidad deba hacer ciertas modificaciones en la estructura de su organización para poder entregar ese producto o servicio que se le ha encargado.

Pero, ¿valdría la pena realizar ese esfuerzo para entregar ese producto o servicio o es mejor no aceptar ese encargo?

Imagina que la empresa SÍ decide aceptar el encargo.

Si lo analizamos desde el punto de vista del Coste de oportunidad tendríamos:

Coste de Oportunidad (Aceptar encargo) = Valor de la Opción NO tomada (No aceptar encargo)  – Valor de la Opción SÍ tomada (producto B)

Esta decisión se habrá valorado en base a estas posibles variables: precio de venta, precio de coste, volumen del pedido, ajustes en la estructura de trabajo y la producción, posibilidad de fallar al tratarse de un encargo especial no realizado periódicamente, etc.

Cómo cuantificar el coste de oportunidad:

Hemos definido el Coste de oportunidad como:

formula coste de oportunidad

Al tratarse de una diferencia de valores, el resultado podrá salir con signo positivo o con signo negativo.

Teniendo presente la fórmula del Coste de Oportunidad, podemos tener:

  • Coste de Oportunidad > 0 → Decisión NO óptima ya que el valor de la Opción NO tomada es mayor que el valor de la Opción Sí tomada.
  • Coste de Oportunidad = 0 → No existe coste de oportunidad entre las dos opciones a elegir.
  • Coste de Oportunidad < 0 → Decisión óptima ya que el valor de la Opción NO tomada es menor que el valor de la Opción Sí tomada.

Por lo tanto, lo importante es poder calcular los valores de cada opción.

Problemas a la hora de calcular los costes de oportunidad

Pero esto no es algo sencillo ya que a la hora de valorar una opción nos podemos encontrar con:

  • Valores cuantitativos: son valores fácilmente cuantificables como una inversión, valor monetario, horas de trabajo dedicadas.
  • Valores cualitativos: son valores más subjetivos e intangibles y por lo tanto más difíciles de cuantificar. La satisfacción, sentimientos, afinidades, percepciones.

Todos estos valores son los que están detrás de la valoración de una opción u otra y por tanto del coste de oportunidad.

El reto para conseguir cuantificar un coste de oportunidad en cualquier situación es poder cuantificar los valores cualitativos que están detrás de la valoración de una opción.

Si bien los valores más complejos de calcular son los cualitivativos, no todos los valores cuantitativos son sencillos en la obtención de su cálculo.

Existen ocasiones en las que el valor cuantitativo y beneficio de una opción se presenta en un futuro o a lo largo de unos años.

Eso significa que si queremos calcular el valor de esa opción a día de hoy debemos usar una tasa de descuento para cuantificar esos ingresos futuros a día de hoy.

No quiero entrar en tanto detalle para explicarte este concepto por lo tanto no voy a tener en cuenta esta tasa de descuento en lo que resta de este artículo.

Mi objetivo es que entiendas bien el concepto y ponerte algunos ejemplos aunque no sean 100% exactos los números los números que te expondré.

Ejemplos de coste de oportunidad

Ejemplo 1: escribir este post o no escribirlo

En este primer ejemplo vamos a suponer el caso de si decidirme a escribir este artículo o por lo tanto decidir hacer otra cosa durante el día de hoy.

Hoy es jueves 27 de agosto de 2020 y no tengo más alternativa que estas dos opciones.

Todos los jueves lo dedico a escribir en mi blog o pensar en estrategias y tácticas para conseguir nuevos clientes.

Como estás viendo he decidido escribir este artículo, por lo tanto el coste de oportunidad será el siguiente:

Coste de Oportunidad (SÍ escribir el post) = Valor de la Opción NO tomada (NO escribir el post) – Valor de la Opción SÍ tomada (SÍ escribir el post)

Calculamos cada opción cuantitativamente

Vamos ahora a calcular cuantitativamente cada opción:

== Valor de la Opción Sí tomada ==

Valor de la Opción SÍ tomada (SÍ escribir el post) = horas dedicadas a la escritura, visitas a mi página web en un futuro de 5 años, posibles suscriptores conseguidos a lo largo de 5 años, posibles alumnos de mis cursos conseguidos a lo largo de 5 años, posibles clientes de consultoría conseguidos a lo largo de 5 años.

Escribir en un blog te da muchos beneficios y uno de ellos son las visitas por parte de usuarios de internet.

Estos usuarios, si perciben que escribes porque te gusta compartir (aparte de para demostrar que conoces una temática) podrán comprarte los productos y servicios que ofreces.

En mi caso, este artículo me ha llevado 8 horas de trabajo escribirlo y voy a suponer que a lo largo de 5 años:

  • Conseguiré un 15% de las visitas que arroja esta palabra clave “coste de oportunidad”, es decir 364.500 visitas a esta página en concreto que estás leyendo (sé que parece una locura pero esta palabra arroja 40.000 búsquedas cada mes en internet en el mercado de habla hispana).
  • El 0,2% de usuarios que visitan esta página se convertirán en suscriptores de mi lista de correo, es decir 729 personas.
  • El 0,002% de usuarios que visitan esta página se conviertan en alumnos de mis curos o clientes míos de consultoría, es decir 7,29 personas. Redondeemos a la baja, por lo tanto 7 personas.
  • Supongamos un precio medio (entre curso y consultoría) de 1.000€

Por lo tanto:

Valor de la Opción SÍ tomada (SÍ escribir el post) = Beneficios estimados – horas de escritura

Valor de la Opción SÍ tomada (SÍ escribir el post) = 7.000€ – 480€ (8h * 60€) = 6.520€

== Valor de la Opción NO tomada ==

Valor de la Opción NO tomada (NO escribir el post) = dedicar esas 8 horas a buscar nuevas formas de captar clientes.

Por lo tanto:

Valor de la Opción NO tomada (NO escribir el post) = 480€ (8h * 60€).

Coste de Oportunidad

Y por fin, el Coste de Oportunidad:

Coste de Oportunidad (SÍ escribir el post) = Valor de la Opción NO tomada (NO escribir el post) – Valor de la Opción SÍ tomada (SÍ escribir el post)

Coste de Oportunidad (SÍ escribir el post) = 480€ – 6.520€ = -6.040€ < a 0 ; por tanto decisión óptima.

Escribir este post tiene un coste de oportunidad de -6.040€.

Ya sabes, escribe en tu blog.

Ejemplo 2: Externalizar un trabajo o hacerlo uno mismo.

En muchas ocasiones como empresario y emprendedor que me considero me encuentro en la tesitura de si externalizar un trabajo o hacerlo yo mismo.

Me refiero por ejemplo a:

  • Realizar el mantenimiento de mi página web,
  • Diseñar y optimizar campañas de publicidad en Google Ads, Facebook,
  • Crear y optimizar campañas de email marketing,
  • Diseñar presentaciones corporativas.

Todo esto son horas de trabajo que puedo hacer yo mismo (previa formación) o puedo contratar a un un profesional externo para que lo haga por mí.

Por lo tanto este es el punto de partida para analizar en ese caso el coste de oportunidad.

Supongamos que NO contrato estos servicios externos y lo hago todo yo. El coste de oportunidad sería:

Coste de Oportunidad (NO contratar servicios ext.) = Valor de la Opción NO tomada (SÍ contratar servicios ext.) – Valor de la Opción SÍ tomada (NO contratar servicios ext.)

Calculamos cada opción cuantitativamente

Vamos ahora a calcular cuantitativamente cada opción para un año completo:

== Valor de la Opción NO tomada ==

Valor de la Opción NO tomada (SÍ contratar servicios ext.) = costes de los profesionales por realizar el mantenimiento de mi web, diseñar y optimizar campañas de Google Ads – FB Ads, crear y optimizar campañas de email marketing, diseñar presentaciones corporativas.

Costes anuales de profesionales (datos estimados):

  • WordPress = 1.020€
  • Google Ads = 1.300€
  • Facebook Ads = 1.400€
  • Active Campaign = 1.140€
  • Power Point = 80 €
  • Total = 4.940€

Valor de la Opción NO tomada (Sí contratar servicios ext.) = 4.940€ 

== Valor de la Opción SÍ tomada ==

Valor de la Opción SÍ tomada (NO contratar servicios ext.)  = costes de formación inicial para aprender a usar cada herramienta + horas de trabajo para diseño, creación, optimización + costes de fallos por inexperiencia.

Costes de formación para aprender a usar cada herramienta:

  • WordPress = curso valorado en 257€ + 6h * 60€ = 617€
  • Google Ads = 2 horas (autoformación) * 60€ = 120€
  • Facebook Ads = curso valorado en 267€ + 10h * 60 = 867€
  • Active Campaign = 3 horas (autoformación) * 60 = 180€
  • Power Point = 0 €
  • Total = 1.784€

Horas de trabajo anuales para diseño, creación, optimización:

  • WordPress = 18h * 60€ = 1.080€
  • Google Ads = 6 horas * 60€ = 360€
  • Facebook Ads = 12h * 60€ = 720€
  • Active Campaign = 18h * 60€ = 1.080€
  • Power Point = 4h * 60€ = 240€
  • Fallos por inexperiencia = 600€
  • Total = 4.080€

Valor de la Opción SÍ tomada (NO contratar servicios ext.)  = 1.784€ + 4.080€ = 5.864€

Coste de Oportunidad

Y por fin, el Coste de Oportunidad:

Coste de Oportunidad (NO contratar servicios ext.) = Valor de la Opción NO tomada (SÍ contratar servicios ext.) – Valor de la Opción SÍ tomada (NO contratar servicios ext.)

Coste de Oportunidad (NO contratar servicios ext.) = 4.940€ – 5.864€ = -924€ < 0 ; por tanto ⇒ decisión óptima.

El hacer estos trabajos yo por mi mismo en lugar de contratar a profesionales externos tiene un coste de oportunidad de -924€.

Si los datos obtenidos fuesen reales y exactos, sería más conveniente el hacer estos trabajos por mí mismo en lugar de contratar a profesionales externos.

Ejemplo 3: invertir en un software de gestión o no.

A partir de cierto volumen de trabajo y sobretodo en ciertos sectores las empresas deben plantearse el trabajar con un sistema de gestión (ERP, CRM o similar).

Pero no todas las empresas llevan a cabo esta inversión.

En este ejemplo vamos a suponer que NO se realiza la inversión y por tanto no se invierte en un software de gestión.

Coste de Oportunidad (NO invertir) = Valor de la Opción NO tomada (SÍ invertir) – Valor de la Opción SÍ tomada (NO invertir)

Dado que se trata de llevar a cabo una inversión alta, vamos ahora a calcular cuantitativamente cada opción para un ciclo de 3 años completos.

Calculamos cada opción cuantitativamente

== Valor de la Opción NO tomada ==

Valor de la Opción NO tomada (SÍ invertir) = coste de adquisición e implementación del software + coste de capacitación al personal + costes de mantenimiento del software + costes de calidad (costes de prevención + costes de evaluación + costes de los fallos internos + costes de los fallos externos).

Costes de adquisición e implementación del software: 5.600€ (importe a puesto a modo de ejemplo didáctico)

Costes de capacitación al personal: 0€

Costes de mantenimiento del software por dos años adicionales: 1.780€

Costes de calidad de los tres años:

  • prevención: 2.250€
  • evaluación: 1.800€
  • fallos internos: 3.750€
  • fallos externos: 8.250€
  • Total costes de calidad: 16.050€

Los costes de calidad que he indicado son completamente inventados a modo de ejemplo didáctico (no he realizado ningún estudio para llegar a esta conclusión). Obviamente estos costes dependerán del tipo de actividad que realice la organización y el volumen de pedidos que ésta tenga.

Por lo tanto el Valor de la Opción NO tomada es:

Valor de la Opción NO tomada (SÍ invertir) = 5.600€ + 1.780€ + 16.050€ = 23.430€

  == Valor de la Opción SÍ tomada ==

Valor de la Opción SÍ tomada (NO invertir) = 0 euros en inversión + costes de calidad (costes de prevención + costes de evaluación + costes de los fallos internos + costes de los fallos externos).

Al no trabajar con un sistema de gestión todos estos costes de calidad serán mayores a los que incurriríamos si trabajásemos con un sistema de gestión tipo ERP, CRM.

Costes de calidad de los tres años:

  • prevención: 3.375€
  • evaluación: 2.700€
  • fallos internos: 5.625€
  • fallos externos: 12.375€
  • Total : 24.075€

Los costes de calidad que expuestos anteriormente los he considerado un 50% más elevado que los anteriores (en los que sí existía la inversión en software). Para ello me he basado en que esos controles y costes, al no existir un software de gestión, se deben hacer manualmente, de forma más rudimentaria, muy poco automatizada y probablemente con muchos más errores.

Valor de la Opción SÍ tomada (NO invertir) = 24.075€

Coste de Oportunidad

Y por fin, el Coste de Oportunidad:

Coste de Oportunidad (NO invertir) = Valor de la Opción NO tomada (SÍ invertir) – Valor de la Opción SÍ tomada (NO invertir)

Coste de Oportunidad (NO invertir) = 23.430€24.075€ = -645€ < 0; por tanto ⇒ decisión óptima

Si estos datos estuvieses basado en estudios reales de costes de la organización NO valdría la pena invertir en un software.

Bueno, esta es la información que quería compartir contigo acerca de lo que es el coste de oportunidad.
Y ahora cuéntame tú, ¿has analizado esto en algún ámbito de tu vida?

aprende iso 9001 como un consultor experimentado

Accede GRATIS a este Curso ISO 9001.

El Más Completo del Mercado. Con este fragmento Gratuito tendrás acceso a:

  • Una Agenda de trabajo descargable para implementar ISO 9001
  • Cómo formular el alcance de un Sistema de Gestión de la Calidad
  • Cómo identificar procedimientos y procesos de trabajo
  • Cómo describir un procedimiento de trabajo
  • Ejemplo completo sobre cómo describir un procedimiento de trabajo

SÓLO disponible por unos días.

Accede GRATIS ahora a este fragmento del Curso ISO 9001.

​Te aseguro que te sorprenderá.

Foto: decisions right false here there

Fuente fotografía: Pixabay

Fuente bibliográfica:

Belén González “El coste de oportunidad como herramienta empresarial” p.6

Mercy Alexandra Valdivieso «Determinación del costo de oportunidad de la conservación del bosque seco de Los Cantones Pindal y Zapotillo”