Este es un post de invitado de Marc Rodríguez para tratar el Liderazgo de Equipos de Alto Desempeño.

Marc es Licenciado en Psicología con mención en Organizaciones por la Universidad Autónoma de Barcelona, Máster en Inteligencia Emocional por la Universidad Europea Miguel de Cervantes y colegiado nº 29.336 por el colegio oficial de psicología de Catalunya.

Sin más preámbulos, te dejo el post de Marc.

 

Durante la pandemia, los directores ejecutivos que pueden tomar rápidamente los pasos correctos para mantener una fuerte presencia de liderazgo y brindar una dirección clara lo hacen mucho mejor que aquellos que dudan y renuncian.

Una serie de prioridades están surgiendo como esenciales para un liderazgo efectivo en un mundo de constante cambio, confusión y desafíos.

Si bien estas acciones no son necesarias, ahora son partes esenciales del conjunto de herramientas de liderazgo exitoso de cada CEO, ha pasado de ser una opción a empezar a ser una verdadera necesidad.

En este contexto, te voy a describir lo que bajo mi punto de vista son las tres claves para el liderazgo de equipos de alto desempeño.

3 claves para el liderazgo de equipos de alto desempeño

Clave 1: Genera tranquilidad velozmente en toda la organización cuando lideres tu Equipo de Alto Desempeño

Los líderes que pudieron alinear rápidamente a los empleados con un enfoque de «todos a una» para responder a la crisis pudieron volver a encarrilarse más rápido.

El arte de delegar con éxito es más importante que nunca y efectivamente es un auténtico arte, ya que deja a los líderes libres para centrarse en elementos generales como la estrategia, la cultura y la innovación (lo que podríamos decir sus áreas de genialidad).

Esto es más efectivo cuando los líderes establecen objetivos claros para sus organizaciones y el papel de cada persona en el logro de esos objetivos.

Este paso es especialmente relevante, dejar claro que papel va a realizar cada miembro del equipo.

Los empleados quieren sentir que están aportando valor: quieren poder asumir más desafíos y responsabilidades.

Los empleados están al frente y tienen conocimientos de primera mano sobre la empresa, sus clientes y sus desafíos, son los que se encuentran en la primera línea de batalla.

Los directores ejecutivos que confían en las personas que los rodean para encontrar soluciones automáticamente generan confianza entre sus equipos.

Los ejecutivos que no pueden dejar de trabajar y son incapaces de delegar tienden a perder el apoyo de su equipo porque básicamente le están diciendo a su equipo que no confían en ellos, que no los ven capaces de responsabilizarse.

La confianza crece cuando los líderes dan a los empleados el espacio para usar su experiencia y creatividad, especialmente cuando las nuevas formas de pensar y operar son clave para el éxito de todos.

Los líderes desarrollan confianza mientras evalúan la transparencia y la vulnerabilidad.

Un CEO que cree que tiene todas las respuestas, o cree que debe tenerlas, no está preparado para triunfar.

Los grandes líderes crean un entorno abierto donde sus equipos pueden resolver problemas juntos, aprender juntos y celebrar el éxito juntos.

La inteligencia colectiva siempre proporcionará mejores resultados que las inteligencias individuales.

Clave 2: Crea una buena cultura en tu Equipo de Alto Desempeño

Durante la pandemia, me sorprendió escuchar historias sobre líderes que se negaron a renunciar y hacer un cerrojazo.

Su negocio y su gente eran muy importantes para ellos y no querían dejarlos en la estacada.

Si la determinación y la perseverancia no son unos pilares fundamentales de la genética de la cultura empresarial antes de una crisis, eso no es algo que pueda activarse repentinamente cuando las cosas se ponen difíciles, en ese momento es posible que ya sea demasiado tarde.

La cultura se construye con el tiempo, y vincular la cultura con la misión, la visión, el propósito y los valores ha demostrado ser un factor crítico de éxito.

Los directores ejecutivos fomentan culturas sólidas a través de su propio compromiso, transparencia y flexibilidad. No son jefes, son líderes que inspiran y motivan a su equipo de alto desempeño.

La cultura es esa diferencia que percibe el cliente sobre tu empresa, genera orgullo y potencia que los clientes se sientan afortunados de estar de nuestro lado.

Crear una cultura de talla excelente también significa estar en contacto con las partes importantes interesadas: los empleados y los clientes.

Cuando un líder genera confianza en tu equipo y lo cuidan, el equipo se encargará de cuidar a los clientes, es un bucle positivo.

Clave 3: Diversidad de Perspectivas en tu Equipo de Alto Desempeño

Para administrar de manera efectiva los cambios y las disrupciones que se presentan en un entorno VUCA, los líderes de alto rendimiento también deben continuar desafiando su forma de pensar con nuevas perspectivas, expandir la mente y contar con un growth mindset ejemplar.

La diversidad de pensamiento, y de talento, es la chispa que puede continuar encendiendo el crecimiento de una empresa, ayudar a prepararse para el futuro y manejar la incertidumbre.

Los directivos que hacen el esfuerzo y dedican el tiempo necesario para reunir a personas con diferente bagaje cultural, técnico y experiencial, pueden aprovechar y sacar el máximo partido de la inteligencia colectiva.

Se crea un caldo de cultivo óptimo para el pensamiento lateral y la lluvia de ideas creativas.

Otro beneficio inherente de construir una fuerza laboral diversa es una mayor resiliencia. La resiliencia, que se ha convertido en una palabra de moda en la era de la pandemia, también se ha vuelto esencial para un liderazgo exitoso después de la pandemia.

Fomentar una fuerza laboral resistente es una inversión invaluable en la capacidad de la organización para recuperarse rápidamente de las dificultades, los desafíos, las crisis y la adversidad.

Los líderes de alto rendimiento revisan, mejoran, optimizan y reinventan de forma constante.

Los desafíos de los últimos tiempos han llevado a los líderes a repensar sus prioridades y decisiones.

Más que nunca, los líderes disciplinados evalúan regularmente su propio desempeño: lo que están haciendo bien, lo que debe cambiarse y las nuevas habilidades que deben adquirir en función de las circunstancias y los desafíos.

La conciencia siempre está cambiando, es un proceso continuo que nunca termina.

La capacidad de aprender, crecer y adaptarse constantemente es otra “herramienta” importante que los líderes con un equipo de alto desempeño tienen que poseer en su caja de herramientas en el mundo actual.

Fecha de publicación: 15 febrero 2022

Autor: Marc Rodríguez

Link artículo: https://iveconsultores.com/liderazgo-de-equipos-de-alto-desempeno

Fuente Bibliográfica: Elaboración propia

Fuente imagen principal: Freepik