Este post lo voy a dedicar a detallar cuáles son las lecciones aprendidas en diciembre 2019, lo que afirmo, lo que he hecho bien y lo que he hecho mal para intentar conseguir mi objetivo que es aumentar la visibilidad de esta página en Google.

Creo firmemente en el poder de internet, entre más visibilidad tiene tu marca en la red más posibilidades tienes de que contraten tus servicios. Para ello tienes que adaptarte al nuevo paradigma de esta era digital en la que tienes que compartir contenidos ya que de otra forma es imposible que alguien que no te conoce y que puede estar en la otra parte del planeta sepa quién eres y lo que sabes hacer bien.

lecciones aprendidas en diciembre 2019

Ojo con los requisitos legales de las empresas que aplican productos biocidas y fitosanitarios

Existe un gran desconocimiento por parte de los clientes sobre ciertas acreditaciones, permisos y licencias que deben tener ciertos proveedores.

Aquí en España las empresas que realizan la activdad de aplicación de productos biocidas y fitosanitarios deben estar inscritos en un Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas que regulan las diferentes comunidades autónomas de nuestro país.

El problema es que no todos los proveedores juegan limpio en el mercado y son capaces de salir a la calle sin sus “papeles” en regla, nos ha pasado durante la consultoría que le hacíamos a un cliente.

Este cliente tenía a un proveedor que le prestaba este tipo de servicios y, durante nuestra auditoría interna, le solicitamos al cliente si sabía de la acreditación e inscripción en este registro de su proveedor nos comentó que no tenía ni idea de que eso existía. Lo consultamos y no encontramos el registro de este proveedor en esta plataforma del gobierno autonómico.

Pero para eso estamos los consultores, para asesorar a los clientes sobre los requisitos legales que deben cumplir estos proveedores y así tengan cuidado con las contrataciones que realizan.

Si estás en Canarias y requieres de servicios de este tipo ten en cuenta que estas empresas deben estar registradas aquí. Es posible que en tu comunidad autónoma o en tu país también exista un registro parecido.

Empresas con modelos de negocio low-cost

Una de las lecciones aprendidas en diciembre 2019 es que no vuelvo a reunirme con organizaciones en las que su modelo de negocio esté basada en el low-cost.

Una compañera me refirió a un conocido que tiene una empresa dentro del sector de los muebles y su modelo de negocio está basado en el low-cost.

Mi compañera con toda su buena intención me puso en contacto con esta persona porque pensaba que iba a ayudar a esta persona y también a mí. Le explicó al gerente qué hacía yo y cómo le podía ayudar y éste accedió a tener una reunión inicial conmigo.

Pero resulta que cuando me reuní con el gerente y explicarle lo que hacía me insistió mucho en que le dijese una cifra sobre cuánto costaba un servicio de consultoría para implementar iso 9001.

No doy nunca precios sin obtener una serie de datos primeros acerca de la empresa así que cuando me los facilitó le dije que aproximadamente serían unos 2.500 € me respondió que si estaba loco, que él creía que eso costaba alrededor de 200€. No le respondí con esa misma pregunta por educación.

La verdad es que no sé qué puede entender una persona por obtener un servicio de consultoría, y eso que mi compañera le había dicho previamente lo que yo hacía antes de mantener esa reunión. Lo que hice fue mantenerme callado para esperar más argumentos por su parte.

Fue cuando me explicó que él necesitaba vender muchos, muchos muebles para llegar a esa cifra ya que trabajaba con márgenes muy pequeños.

Y es que eso es lo que tiene una empresa en la que su modelo de negocio está basado en el low-cost. No tengo nada en contra de este tipo de modelos de negocio pero sé que en muchos de esos negocios les va a costar invertir en algo más que su propia infraestructura para seguir mejorando su gestión.

¿Por qué no ayudar y enseñar a otros compañeros lo que tú haces bien?

Durante este mes un cliente del sector de artes gráficas me pidió si podía ayudarles a implementar un sistema de certificación forestal para certificar que el papel que compran proviene de bosques que están siendo gestionados sosteniblemente con una tala controlada.

Ya habíamos implementado previamente un sistema FSC pero como este sistema de certificación no es exactamente igual que PEFC quise pedir ayuda a otros compañeros consultores de este sector que sí tienen experiencia para recibir una formación acerca del esquema PEFC.

Llamé por proximidad a un compañero que estaba en las islas canarias y le comenté mi situación y cómo me hubiese gustado que me ayudase.

Pero la respuesta de él fue que no podía darme una formación en PEFC porque eso era a lo que él se dedicaba.

Pero lo curioso fue que a lo que sí estaba dispuesto a era a asesorarme una vez tenía hecho todo lo que bajo mi juicio iba a suponer implementar PEFC en este cliente y respondería a todas mis dudas antes de yo entregarle el sistema de gestión e implementarlo en el cliente.  En ese momento me pregunté yo mismo, ¿acaso no es lo mismo una cosa que otra? ¿No es lo mismo que me des una formación a yo hacerte muchas preguntas acerca de algo que estoy trabajando y no sé hacerlo?

Respeté su opinión y evidentemente no llegamos a ningún acuerdo.

Yo necesitaba formación y lo que hice fue buscar a otra empresa que si me la va a impartir.

Bajo mi punto de vista este hombre perdió una oportunidad de facturar un poco más para su negocio y por qué no una alianza futura o al menos yo lo veo así siendo esta otras de las lecciones aprendidas en diciembre 2019.

Quizás estaba preocupado por la aparición de un “competidor” si me daba esa formación. Eso iba a pasar irremediablemente ya que si no recibía la formación por parte de esta persona iba a ser con otra empresa u otro freelance. Una vez que un cliente te brinda una oportunidad así lo primero que haría cualquier persona en esta situación es formarse, ¿no?

Pues eso era lo que yo necesitaba y tenía claro que debía hacerlo así.

Yo creo que esta persona me podría haber ofertado la formación, eso sí a un precio alto si él lo creía conveniente ya que me estaría enseñando lo que él ha aprendido en varios años y mi está ofreciendo su know-how, luego yo puedo aceptar o no el precio.

Pero el no ofrecer ese servicio simplemente por no enseñar a alguien que se va a convertir en un “competidor” no lo terminé de entender.

El mercado es muy grande y creo que no es cuestión de competencia sino de trabajar bien para conseguir clientes.

Yo estaría dispuesto, y de hecho lo voy a hacer durante los próximos meses, a diseñar un curso de formación para implementar iso 9001 e incluso otro para enseñar todo lo que sé a otras personas a convertirse en consultores.

Pero bueno, como todo supongo que son formas distintas de ver la vida y de entender el mercado.

Qué afirmo

  • Hasta los más grandes también sufren. Durante este mes Lara ha estado mala en en varias ocasiones y las noches han sido duras para luego ir al día siguiente a trabajar e intentar tener la mente fresca para sacar el día a día adelante. En muchas ocasiones nos quedamos anclados en la queja del “qué difícil es esta situación” o “qué complicado es esto” pero no eres al único que le pasa. Hasta los profesionales más grandes también tiene que “sufrir” por sacar adelante su profesión.

Durante este mes leí una entrevista a un gran deportista español, el tenista Rafael Nadal y me sorprendió la entrevista porque en una parte de ella dijo que tuvo una época que había ganado menos torneos porque el dolor que sentía al jugar era demasiado intenso. En este momento pensé “… y esté hombre, ¿juega con dolor?” Pues sí, y por lo visto es algo muy habitual.

Así que todos tenemos alguna época en la que hay que “saber sufrir” para seguir adelante, hasta los más grandes. Te dejo la entrevista aquí por si quieres leerla.

Qué he hecho bien

  • Sigo manteniendo un buen ritmo de publicación y cada vez me van llegando más tráfico a la web y más posibilidades de ofertar mis servicios en España y fuera de ella.
  • Sigo manejando bien el tiempo, o mejor dicho las tareas que planifico para realizar en un tiempo determinado.

Qué he hecho mal

  • No consigo levantarme de la cama antes de las 06.30h, si lo hiciese sería una hora y algo o casi dos horas en las que podría avanzar más rápido con horas de despacho de consultoría o implementación de estrategias relacionadas con marketing.

 

Para aumentar la visibilidad de esta web notablemente en Google tengo que hacer mediciones para saber si estrategia que estoy llevando a cabo está resultado eficaz o no y lo voy a hacer mediante la medición de estos indicadores:

Visitas en Google Analytics durante el mes de diciembre 2019

trafico IVE Consultores diciembre 2019

10.052 usuarios visitaron la web.

28.802 visitas a las distintas páginas de la web.

Si te fijas en el gráfico se nota cómo las navidades han hecho mella, a partir del 21 de diciembre bajó mucho el tráfico que visitaba la web.

Sé que es algo puntual y a partir del 08 o 09 enero comenzará a subir seguro.

No lo he mirado de momento y no lo voy a mirar ya que me he dado cuenta que esto de consultar Google Analytics se puede convertir en algo medio “adictivo” y un “ladrón del tiempo”. Así que sólo lo miraré una vez al mes cuando haga estos informes.

Desglose de visitas en Google Analytics durante el mes de diciembre 2019

trafico desglose IVE Consultores diciembre 2019

Visitas de tráfico pagado: 6.329

Visitas de tráfico gratuito: 3.252

Altas de suscripciones de este mes: 98

Bueno, pues hasta aquí este informe de lecciones aprendidas en diciembre 2019

¿y a ti que tal te fue con el cierre del año 2019?

 

Foto: Aprendizaje, sugerencia

Fuente: Pixabay